CONTADOR

jueves, 18 de febrero de 2016

Quieres estar saludable? Aplica un revestimiento de cebolla en los pies.

Quieres purificar el cuerpo y la sangre, mejorar la circulación, actuar de forma preventiva cuando se enferma con la gripe o simplemente mejorar la salud en general.

Si es así, entonces te sugerimos que utilice capas de cebolla en los pies. Estos recubrimientos fueron utilizados por nuestros antepasados donde no había farmacos o cualquier otro tipo de medios curativos.

Probablemente estás familiarizado con el dicho de que todo
“viene” de las piernas. Esta receta muy popular permitirá que la salud venga a través de los pies, literalmente. Con el fin de lograr la práctica de este método necesitarás una cebolla, papel transparente y calcetines calientes.

Si deseas purificar el cuerpo, mejorar la circulación y actuar natural y antibacteriano, y no tomar medicamentos para ello, sólo tienes que cortar una cebolla en círculos finos y espera unos minutos para que aparezca el jugo.

Luego hay que colocar la cebolla en los pies, envolviendola con papel transparente y luego poner unos calcetines gruesos. Puede ponerse los calcetines de lana con el fin de permitir una mejor calidez en los pies.

El papel de aluminio servirá para mantener la cebolla firmemente unida a los pies y evitar la propagación de olor desagradable en la casa. El método inicial no incluía una lámina transparente. En cambio, los calcetines de lana se colocan directamente sobre las rebanadas de cebolla.

Este método debe aplicarse por la noche antes de dormir para el revestimiento actúa durante la noche. Los ingredientes clave de las cebollas penetran por la piel al torrente sanguíneo y por lo tanto va a purificar la sangre. Actúa antibacteriano, mejorará la circulación de la sangre y sacará las impurezas del cuerpo.

Loading...
Por la mañana, al levantarse, retira la cebolla, lavar los pies con agua fría y luego ponerse los calcetines de lana con el fin de calentarlos. La sangre comienza a circular rápidamente y alcanzará incluso las venas sanguíneas más pequeñas. Esto es especialmente útil para aquellos que tienen problemas de circulación y la diabetes.

Este método se recomienda para todos los que tienen problemas de salud, pero también puede ser utilizado por personas perfectamente sanas.

Pruebe el método cuando se tiene un resfriado, gripe, inflamación de los pulmones o garganta o fiebre. Sentiras una mejoría significativa al día siguiente.