CONTADOR

lunes, 16 de noviembre de 2015

Tratamiento casero para desencarnar las uñas enterradas de los pies.

Para nadie es un secreto que las uñas encarnadas son muy dolorosas; estas por lo general suelen estar cubiertas por piel a su alrededor la cual esta enrojecida e inflamada y es muy dolorosa cuando la tocamos o le topamos por accidente. Es a esto a lo que en muchos países se le conoce como uña encarnada, la cual en muchos casos puede tener una leve infección.

Las uñas encarnadas son aquellas que se producen en el borde de una uña y luego se nos puede llegar a infectar, esta desarrolla un color rojizo y regularmente esto indica que la uña se ha incrustado en la carne que rodea el dedo del pie. Este dedo normalmente es el dedo gordo, pero cabe destacar que puede que suceda en cualquiera de nuestros dedos.


¿Por qué sucede esto?

No hay una sola causa para que nuestras uñas se encarnen; pero los motivos más habituales suelen ser los siguientes:
  • Por uñas que no han sido cortadas de forma adecuada que no choquen con la carne cuando crezcan.
  • Por cuestiones físicas de la persona en su pie, o formas especiales que posean sus dedos la cual causa una presión adicional sobre los dedos de los pies. Otras personas tienen problemas genéticos que las condicionan a padecer de uñas encarnadas.
  • Debido a zapatos no adecuados los cuales aprietan en demasía los pies.
¿Cuándo debemos ir al médico?

Aunque te vamos a recomendar recetas caceras para las uñas encarnadas, llega un momento que necesitaremos de un especialista, como por ejemplo si se padece de: diabetes, lesiones en los pies o tobillos, piernas o de mala circulación en los pies. Por lo que en estos casos es recomendable acudir al podólogo.

Remedio natural para tratar las uñas encarnadas

Esta receta casera te ayudara a tratar las uñas encarnadas de forma rápida y sencilla, pero sobre todo sin ningún tipo de contraindicación, toma nota:
  • Lo primero que vamos a hacer es sumergir los pies en agua caliente tres veces al día. Recuerda secar los pies en cada serie que hagas.
  • Masajea con suavidad el área afectada, ayudándote con un poco de aceite de oliva o almendra. Y si tienes infección agrega una gota de aceite esencial de árbol de té, pues este tiene propiedades antibióticas.
  • Tomaremos un trocito de algodón o hilo dental y lo humedeceremos y lo colocamos con paciencia debajo de la uña.
  • Cuando veamos que la zona esta blanda, realizamos varias veces este proceso repitiendo cada paso, entonces procedemos a cortar la esquina de la uña con cuidado.
  • Recuerda cortar la uña de forma recta, para que tenga forma cuadrada sin recortar demasiado. Las zonas más encarnadas las evitaremos para que lentamente vayan sanando.
Agua de tomillo para uñas encarnadas

En la técnica anterior utilizamos simplemente agua, por lo que podemos repetir todo el proceso utilizando una infusión de tomillo y remplazando el agua por la infusión.

Esta planta es ideal para las uñas encarnadas, ya que combate las inflamaciones, infecciones y calma el dolor. Por lo que te ayudará mientras haces el proceso.